Dolor oncológico

DOLOR ONCOLÓGICO

En su evolución el cáncer o las secuelas de sus tratamientos pueden provocar dolor. Los síntomas y su localización varían en función del tipo de tumor. La existencia de analgésicos opioides de liberación prolongada facilitan el control del dolor en estos pacientes, pero en ocasiones su intensidad o el exceso de efectos secundarios de los fármacos aconsejan la utilización de otros medios. (Bloqueos neurolíticos, Termocoagulación por radiofrecuencia, sistemas implantables de administración continua epidural o intratecal). La clínica del dolor puede ofrecer estas alternativas a los pacientes que las requieran.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Start typing and press Enter to search