Anestesia en la cesárea

embarazada ANESTESIA EN LA CESÁREA

ANESTESIA EPIDURAL

Técnicamente se realiza como en el parto vaginal, y tiene las mismas contraindicaciones que en éste, variando sólo las dosis de anestésico que administramos.

La técnica se realiza dentro del quirófano y allí se administran fraccionadamente las dosis hasta conseguir el nivel anestésico deseado. La monitorización de la gestante incluye electrocardiograma, pulsioximetría, y tensión arterial. Una vez finalizada la cesárea la madre permanece en la sala de reanimación durante una hora aproximadamente.

ECG

Pulsioximetría

ANESTESIA INTRADURAL

Durante los últimos años ha experimentado un gran avance, desplazando poco a poco a la anestesia epidural como técnica de elección en la cesárea, tanto electiva como urgente, siempre y cuando no exista una contraindicación absoluta a su empleo.

Ventajas respecto a la Epidural

  • Tiempo de latencia mínimo (inicio de acción rápido)
  • Menor incidencia de fallos
  • Reducción de la Hipotensión y Cefalea postpunción
ANESTESIA GENERAL

¿En qué consiste?

Se trata de una técnica de inducción anestésica rápida e intubación orotraqueal inmediata para evitar el riesgo de vómito y/o regurgitación gástrica. Con el objeto de limitar al máximo la exposición fetal a los agentes anestésicos, la inducción de la anestesia se lleva a cabo con la paciente preparada y el equipo obstétrico “a punto”.

¿Cuándo se administra Anestesia General?

La Anestesia General se administra cuando la técnica regional está contraindicada por razones de tiempo, como por ejemplo un sufrimiento fetal agudo (SFA), una hemorragia o cualquier patología materna asociada que desaconseje el empleo de aquella.

Material anestésico

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Start typing and press Enter to search